Buscar este blog

jueves, 27 de marzo de 2014

El Último Vet-Gate, ¿Como Pedirlo? Para Ganar.


 El Ultimo Vet-Gate, ¿Como Pedirlo? Para Ganar.

Ahora tenemos que aprender a pedir el ultimo Control para ganar, cuando la meta sea a Vet-Gate, ya que si es a Meta, gana el primero que pase esa línea y luego pase el control Veterinario.

Pues cuando la llegada es a Vet-Gate, hay que ser muy astuto para pedir control, pero claro, lo primero es que el caballo esté en pulsaciones ó muy próximo a estarlo, ya que varios participantes estarán en las mismas circunstancias. Hay que ponerse a refrigerar al caballo cerca de ese semicírculo donde no podemos pisar, pero si cerca.  Si estamos solos, lo pasaremos tranquilamente en cuanto el caballo este un poco por debajo de las pulsaciones oficiales ó en cuanto esté pedimos control, pero tened en cuenta que solo hay una sola oportunidad, si no estamos en las pulsaciones (56 ó 64ppm) nos eliminan, pero con una salvedad, que podemos pedir una segunda toma de pulsaciones si vamos a ser eliminados (Articulo 821.2.9 del Reglamento de Raid).


Pero si hay varios contrincantes pendientes de sus pulsómetros y refrescando a los caballos, hay que estar con el rabillo del ojo pendiente de los demás y actuar antes que ellos, pero como todos están al límite, ahí es donde hay que conocer como recupera nuestro caballo, si sabemos que está a 70ppm pero que en el minuto del juez más lo que tardamos en que nos lo asignen, unos segundos más, y si sabemos que  recuperara a las 56ppm ó  64ppm, pedimos control, con voz alta, sin chillar, que puede asustar al caballo y diciendo el numero del dorsal.


Hay que estar listo y que sea el hocico de nuestro caballo el que pase el primero por la línea de Vet-Gate. -NO el que grita desde atrás, ¡¡¡CONTROL!¡¡, es el que gana, eso no sirve de nada, gana el primero que pase el hocico del caballo por la linea de Vet-Gate. Y claro, luego hay que pasarlo, con la dificultad que en el último Control solo hay una sola oportunidad.

Hay muchas anécdotas de cómo no ganar un Vet-Gate, si llegamos solos a meta y por detrás no nos achucha nadie, lo que tenemos que hacer es asegurar las pulsaciones, y no meter el caballo casi al límite. En una carrera se dio esta anécdota, que estaba solo y pidió control con el caballo sin estar completamente recuperado, resultado que la perdió ya que fue eliminado.

Una vez que hemos pasado el último control y lo pasamos, ganando la prueba, nos despedimos de los jueces y veterinarios presente, dándoles la mano y agradeciendo el trabajo realizado, las buenas formas nunca se deben de perder y aunque no ganemos también tenemos que actuar de la misma manera.

Espero que este grupo de artículos sobre los Vet-Gate, pueda servir a los Jóvenes Jinetes, para que compitan con más seguridad y sabiendo lo que deben de hacer para participar y ganar una prueba con llegada a Vet-Gate.

Saludos de Gabriel.