Buscar este blog

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Mi Primer Raid.

  Esta es la crónica de un  niño con nueve años, que ha empezado en esto del mundo del Raid, la juventud, cada vez es más precoz y con tan poca edad, ya se expresa perfectamente y empieza a conocer y querer a los caballos, así como a esta modalidad Hípica, que tanta furor está causando entre los más jóvenes. Nada más que hay que acudir a una prueba de Iniciación y podemos observar la cantidad de chavaleria que junto con sus monturas participan de las primeras pruebas de esta especialidad Hípica, como es la Resistencia Ecuestre, que con sus recorridos camperos  tanto agradan a los aficionados.
Esta es la crónica de Alvaro Galisteo de su primer Raid:
"Mi primer raid

Mi primer raid empezó un sábado de octubre en la hípica donde quedamos para preparar a nuestros caballos correspondientes que eran Vint con Celia, Negrita con Miguel, Anais con Forev...er, David con Gorki, Iris con su yegua Eritrea y Luis con Pacharán.
Cuando los preparamos le dimos los regalos a Miguel, ya que era su cumpleaños. A las nueve nos marchamos a Coín a disputar el raid. Ese raid era muy importante para mí, porque era mi primer raid y había estado castigado bastante tiempo.
Nada más llegar, nos pusimos manos a la obra. Empezamos a sacar los caballos del camión para pasar el primer control veterinario. Flora que era el caballo con el que yo corría lo paso sin problema alguno, solo que la veterinaria nos dijo que estaba un poco nerviosa por el transporte pero eso no importaba, era muy normal que pasara.
A las doce empecé a calentar con Flora y a las doce y cuarto salimos muy contentos y con la ilusión de llevarnos algún premio. El sitio era alucinante, al igual que las vistas, con muchos paisajes impresionantes. Fuimos muy tranquilos, a nuestro ritmo y sin prisas. Cuando llegamos a la asistencia no la saltamos ya que eran menos kilómetros de los previstos. Después de la asistencia nos encontramos un señor que se llamaba Hugo, vino con nosotros hasta la meta.
Nada mas llegar a la meta desmontamos a los caballos y nos pusimos a refrescarlos para que les bajaran las pulsaciones. Flora no llego apenas cansada por lo que se recupero en poco tiempo. A los 15 minutos aproximadamente nos dirigimos al control veterinario y Flora lo paso, aunque en la prueba del trote no quería trotar y Celia mi compañera, me ayudo. Después de que todos pasáramos el control veterinario nos fuimos a comer.
Después de comer era la entrega de premios. Mi amiga Martineli quedo en primer lugar, Hugo en segundo lugar, después hubo un triple empate entre Celia, Anais y David. Yo me lleve una gran sorpresa al quedar tercero y me hizo muchísima ilusión.
Al terminar de comer tocaba guardar a los caballos en el camión para que se los llevaran a la hípica para que descansaran. Cuando terminamos el raid fuimos a tomar café rápidamente porque era el cumpleaños de Miguel.
Me gustaría darles las gracias a Luis e Iris por ser tan buenos conmigo y tener esa paciencia con nosotros, además de prepararnos esos días tan especiales en el Club.

Muchísimas gracias a todos/as.

Alvaro Galisteo Campos."
Saludos de Gabriel.