Buscar este blog

miércoles, 2 de junio de 2010

Disminución del rendimiento deportivo del caballo de deporte. (Primera Parte)


Nuestro amigo Paco Requena Domenech, Profesor asociado de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba, nos envía un articulo, sobre la disminución del rendimiento deportivo del caballo de deporte.
Es un articulo que los aficionados al mundo de la resistencia ecuestre y a otras disciplinas hípicas, les pueden sacar provecho, su lectura es cómoda y clara, y de donde pueden sacar conclusiones ó información de las lesiones de sus monturas y también de su manejo.
El articulo lo dividiremos en dos partes, para una mejor lectura y facilidad de manejo.
PRIMERA PARTE:
RESUMEN
El presente trabajo se estructura de una forma práctica, se va a exponer la manera de actuar del clínico veterinario ante un caso de disminución del rendimiento de un caballo de deporte.
La
anamnesis es lo primero que tenemos que realizar, cuando se nos presenta un caso de disminución del rendimiento. Una anamnesis bien realizada es fundamental para poder llegar más tarde junto al examen físico y pruebas complementarias a un diagnóstico preciso. Deberemos de conocer si el caballo ha tenido alguna vez buen rendimiento o si nunca lo tuvo. A la anamnesis le seguirá la realización de un examen físico tanto en reposo como en movimiento. El examen en reposo constará de: examen respiratorio, del aparato cardiocirculatorio, neurológico, hemograma y bioquímica sanguínea.
El examen físico durante ejercicio o posterior a éste constará de: examen de cojeras (aparato músculoesquelético), respiratorio, cardíaco de esfuerzo, hemograma y bioquímica sanguínea.
Entre las enfermedades más frecuentes de los caballos que nunca han tenido un buen rendimiento destacan las anomalías congénitas y problemas durante su crecimiento y desarrollo, a éstos animales se les debe retirar de la vida deportiva o si no encontramos causa justificada reevaluar el manejo y el
entrenamiento. Entre las enfermedades más frecuentes de los caballos que en el pasado mostraron un buen rendimiento deportivo destacan las alteraciones musculoesqueléticas o locomotoras, alteraciones respiratorias, alteraciones cardiacas, etc, a éstos caballos se les debe de diagnosticar de forma precisa el problema, tratarlos hasta su resolución si el pronóstico es favorable, reevaluarlos y hacerlos volver gradualmente a la vida deportiva que tenían anteriormente.
Palabras clave: bajo rendimiento, caballo de deporte, diagnóstico, test de ejercicio.

INTRODUCCIÓN
El caballo, es un animal que, incluso antes de su domesticación, y a lo largo de la historia ha tenido una estrecha relación con el hombre. En un principio, antes de que fuese domesticado los hombres primitivos lo cazaban para alimentarse, después entorno al tercer milenio antes de Cristo se estima que se domesticaron los primeros caballos en el continente asiático. Desde entonces, pasando por las civilizaciones clásicas (griega y romana), la Edad Media y hasta finales del siglo XIX, se utilizó para el trabajo, para el transporte y para la guerra. A principios del siglo XX cuando se comenzó a generalizar el uso de máquinas para el transporte y la guerra, el caballo pasó a un segundo plano, pero ya desde antes en los periodos entre guerras se comenzó a hacer deporte con ellos para tenerlos entrenados para cuando llegasen las épocas de combate, primero para mantenerlos en forma y después por el mero hecho de competir. Desde entonces y hasta nuestros días el caballo se ha utilizado por el hombre para el deporte principalmente, aunque todavía se trabaja algo con él, pero nada representativo, seleccionándose para las distintas disciplinas deportivas y teniendo un gran auge en nuestros días, pidiéndose decir que se está produciendo un “resurgir del caballo” como actividad lúdica.
Hoy en día para el deporte necesitamos un caballo en excelentes condiciones para que rinda adecuadamente, siendo uno de los principales problemas, si no es el principal, la disminución del rendimiento atlético o deportivo en la práctica de la veterinaria clínica equina.
El presente trabajo se estructura de una forma práctica, se va a exponer la manera de actuar del clínico veterinario ante un caso de disminución del rendimiento deportivo.

CONDICIONES QUE DEBE REUNIR EL CABALLO ATLETA

El caballo atleta debe de reunir una serie de condiciones para el desempeño óptimo de su función, el deporte, sin las cuales no podrá hacer deporte o su rendimiento no será el esperado, estás condiciones son:

- Fondo genético: debe de partir de una buena base genética, y además que se adapte al tipo de deporte para el que lo utilizaremos, aquí tiene gran importancia la raza, ej.: no es lo mismo utilizar para raid un caballo árabe que un Pura Raza Español, ya que son razas totalmente distintas.
- Conformación: debe de tener una conformación óptima, en cuanto a estructura, que debe ser armónica dentro del patrón en que se encuadre, en cuanto a esqueleto, ya que es el aparato que sustenta al individuo y en cuanto a los aplomos que deben de ser adecuados para la perfecta locomoción del animal.
- Temperamento: la “cabeza” del caballo, que sea estable, es decir dócil, no asustadizo, que enseguida responda a las directrices del jinete, y una de las cosas más importantes de todas, que al caballo le guste “competir”, ya que hay caballos que no les gusta y no “corren para ganar”, es una de las causas de disminución del rendimiento deportivo más difíciles de valorar.
- Buen estado sanitario: el caballo debe de tener una salud óptima, pues cualquier enfermedad o patología del tipo que sea, ya sea médica, infecciosa, parasitaria, etc… será causa indudable de una disminución del rendimiento físico y por tanto deportivo.
- Buena condición física: su fisiología debe ser óptima, principalmente de las funciones pulmonar, cardiovascular, locomotora, metabólica y neurológica, debiendo de estar en un perfecto equilibrio.
- Nutrición adecuada a su nivel de trabajo: un caballo requiere un aporte energético de acuerdo a sus necesidades, que vendrán regidas por la actividad física que desarrolle. Es muy importante una adecuada nutrición en la fase de desarrollo del animal, en la que si hay carencias, repercutirán en toda la vida deportiva del animal adulto.
- Entrenamiento adecuado: es uno de los elementos clave del caballo de deporte, por muy buena aptitud que tenga, si no la desarrollamos mediante el entrenamiento, el caballo nunca llegará a ser un buen atleta. Es importante que éste sea programado y específico para cada disciplina deportiva, y que sea supervisado por un especialista, que es el veterinario.
- Buen manejo: indispensable para el buen estado tanto físico como psíquico del caballo deportivo, debe de tener una cuadra confortable, comida adecuada, buen trato por parte del cuidador, etc…

ANAMNESIS
La anamnesis es lo primero que tenemos que realizar, cuando se nos presenta una caso de disminución del rendimiento. Una anamnesis bien realizada es fundamental para poder llegar más tarde junto al examen físico y pruebas complementarias a un diagnóstico preciso.
Debemos de conocer la historia clínica del paciente porque nos puede ayudar a orientar el problema, muchas veces es difícil conocerla porque se tratan de caballos que han cambiado de dueño. Hay que tener en cuenta que éstos caballos, que han cambiado de dueño y que el nuevo propietario conocía que en el pasado eran buenos deportistas, disminuyan su rendimiento a causa de un cambio brusco de entrenamiento, de manejo o que se les administrara algún medicamento que enmascarase alguna patología (ej.:cojeras).
Estas situaciones son frecuentes, por lo que debemos tenerlo siempre en cuenta.

Una de las primeras cuestiones que debe de realizar el veterinario en la anamnesis es la siguiente:
¿Ha tenido el caballo un buen rendimiento atlético alguna vez?.
Con esta pregunta según la respuesta podremos encuadrar al caballo dentro de estos dos grupos como primera instancia:
�� No ha tenido un buen rendimiento atlético nunca: estos caballos los encuadramos en el grupo de problemas en el desarrollo, genéticos, de manejo o de entrenamiento.
�� Sí ha tenido un buen rendimiento atlético alguna vez: encuadraremos al caballo en el grupo de problemas adquiridos, pudiendo ser éstos: alteraciones cardiovasculares, alteraciones respiratorias, alteraciones locomotoras, u otras alteraciones (infecciosas, parasitarias, metabólicas, neurológicas, etc…).
También nos será útil conocer si la bajada de rendimiento ha sido de repente o ha sido gradual, y preguntar al propietario o al jinete por algún signo anormal que le haya llamado la atención. Para ello nos podremos ayudar de las siguientes preguntas:
• ¿Cuándo apreció usted la bajada de rendimiento?
• ¿Ésta ha ocurrido de repente o de forma gradual?
• ¿Esta disminución del rendimiento es constante o intermitente?
• ¿Hay algún antecedente de cojera?
• ¿Ha notado algún ruido respiratorio o tos durante el ejercicio?
• ¿Existen signos de insuficiencia respiratoria o tos durante el ejercicio?
•¿Se evidencia el problema durante el entrenamiento o únicamente durante la competición?
• ¿Hay algún antecedente de enfermedad o cambio de apetito en el caballo?
Con éstas preguntas y con el posterior examen físico que haremos nos orientará el diagnostico.
Con esta anamnesis estableceremos dos grupos de animales:
a) Animales que nunca han tenido un buen rendimiento.
b) Animales que en el pasado mostraban un buen rendimiento atlético.
Gracias Paco por este articulo.
Continuaremos con el articulo.
Saludos de Gabriel.