Buscar este blog

lunes, 20 de febrero de 2012

Cuidado con el Vuelo de la Perdiz cuando Montamos a Caballo.

Una mañana agradable de campo, caminos resecos, barbechos como ripios y la vegetación sufriendo los avatares de la sequía, pero los animales ya se están emparejando y de aquí viene el articulo del día.
Caminábamos montado en Ventolera, por el barbecho reseco para una limpieza natural de los cascos y el mantenimiento de estos, pero al pasar por un acebuche frondoso, el vuelo desordenado de una collera de perdices, que estaba posada entre las ramas del acebuche, asustó a la yegua, que dio una media vuelta con el consiguiente peligro para el jinete.

No es habitual que las perdices se posen en los arboles, dicen las tradiciones camperas, que cuando vemos a estos animales en sitios elevados, como son los olivos ó los acebuches, predicen lluvias, esperemos que sean ciertas estas tradiciones y los campos se vean regados con el liquido elemento venido del cielo.

Pero el articulo, no era para predecir el tiempo, el articulo es para aconsejar a los Jóvenes Jinetes, que cuando se sale al campo, hay que ir muy prevenido, en cualquier parte del camino, puede acaecer un sobresalto ó un encuentro con algún animal, que desprevenidamente sobresalte a nuestra montura (perro ladrando tras una cancela, caballo asustado al escucharnos, que se revuelve y a la vez asusta a nuestra montura, etc, etc.).

Por este motivo siempre hay que ir muy metido en la montura, posicionado correctamente, con las dos manos en las bridas y siempre en contacto con el hierro y la boca del caballo a través de estas riendas. Nuestras manos y dedos, fijos en las bridas, acompañando el movimiento de la cabeza del caballo, es un movimiento que con la práctica, se hace automáticamente, y siempre sin molestar la boca del caballo.
Nuestros brazos son los amortiguadores, los dedos los ordenantes de los movimientos de las bridas y como dice mi amigo "El CURA", nunca tirar de bíceps.

Cuando se entrena solo por esos campos de Dios, como me pasa a mi, es muy útil el llevar un teléfono móvil, para esto si es practico un móvil, para que en caso de accidente, se pueda solucionar la emergencia.
No todo en el día de hoy ha sido el susto de las perdices, dentro de un olivar he visto un olivo florecido, pero las flores no se corresponden con la especie de la oleácea, resulta que era un almendro en flor a los pies del olivo, y sus ramas se entrecruzan ligando las bonitas flores del almendro con las ramas de la paloma del Arca de Noé.

El resumen del articulo, que hay que ir muy atento cuando se sale al campo montado en un caballo.

Saludos de Gabriel.