Buscar este blog

sábado, 4 de abril de 2015

Como Presentar a un Caballo en un Raid



 

Este es otro de los artículos que hemos presentado para los alumnos del curso, pero que sirve para todos los deportistas que tienen que presentar un caballo a una competición, no solo hay que entrenar, también hay que procurar llevar a los caballos bien presentados, no solo por la presentación, sino por lo que implica un caballo limpio para la más pronta recuperación de este.

Y esto es una de las cosas que hay que inculcar a los Jóvenes Jinetes, la limpieza de su caballo antes de empezar a ponerle la montura.

Siempre me acuerdo de mi padre, un gran caballista, que no nos dejaba montar a caballo hasta que no se limpiaban estos. Desde pequeño hay que inculcarle las buenas maneras de hacer con los caballos, es una escuela de continuo aprendizaje de las buenas maneras de todo caballista.
 
Como presentar un caballo en un Raid.

Esta mañana mientras cepillaba a mi yegua para salir al campo, me acorde de la presentación de algunos caballos en el ultimo Raid celebrado.
En muchas competiciones, los caballos no están bien arreglados para ser presentados en los reconocimientos veterinarios previos a la competición.
 
Hay quien los presentan sucios, mal pelados y mal entresacados, con las consecuencias posteriores en la carrera, ya que con la suciedad no refrigeran igual los caballos. Los cercos de suciedad bajo los sudaderos, nos dan cuenta de lo mal cepillados y lavados que se presentan a la competición.
 
Estas suciedades no solo dan una mala imagen del caballo, sino que no pueden realizar la refrigeración adecuada que se tiene que realizar por la piel.
 
Antes de la competición hay que cepillar perfectamente al caballo, ducharlo con un buen champú neutro, enjuagándolo muy bien para que no queden restos de este champú en la piel, ya que puede producir alergias con el consiguiente rascado del caballo. Este primer paso de la limpieza, no solo tiene por objeto la buena presentación del caballo, sino que es imprescindible para la buena transpiración de la piel.
 
El entresacado de las crines, el rapado de estas ó su trenzado es muy aconsejable  para dejarle la tabla del cuello libre de elementos que impidan el paso del agua, para la refrigeración y pronta recuperación del caballo competidor. A mi particularmente me gusta llevarlos con las castañitas hechas en las tres cuartas partes de las crines, el resto, lo más cerca de la cruz, sirve para una ayuda al subirse al caballo ó para agarrarse en las subidas en cuestas muy pronunciadas.


 Las orejas las dejamos con todos sus pelos, para que no le entre ni el agua de la refrigeración ni los insectos. A mi me gusta cortarle los pelos que les sobran a las orejas, y se las arreglo doblándole suavemente la oreja haciéndole coincidir los pabellones auriculares, los pelos que sobresalen se los corto con unas tijeras de corte fino, así parecen que están mejor presentados, pero sin quitarle la protección propia de estos pelos que continúan por dentro de las orejas.


 Las cerdas de las cernejas ni tocárselas, sirven para proteger de los golpes y para que el agua gotee por estas y no caiga en las cuartillas, que suelen provocar el tan poco deseado arestin.

 Al embarcar los caballos hay que protegerlos, con protectores de pies y de cola, que no aparezcan al desembarcarlos con toda la cola rozada y en otros casos muy dañada por los apoyos de esta con las paredes, al querer estabilizarse dentro del transporte.
 
No todo es entrenar, también hay que cuidar los detalles de las presentaciones de nuestros caballos en la competición.
Saludos de Gabriel.