Buscar este blog

martes, 17 de junio de 2014

Técnica para Administrar Tratamientos en Polvo a los Caballos.

Todos los días se aprende algo, y no digo que muchos de vosotros no conozcáis esta técnica, pero como para mi ha sido novedosa y muy practica, pues quiero conpartirlo con todos los aficionados al mundo del caballo.

Hoy había que administrarle unos sobres de antinflamatorios a un caballo, por una fuerte contusión, y como siempre, pensé  ponérselo en el pienso, pero ya sabemos que en el pienso se lo toman ó no,  ni a que hora ó si lo dejan en el pesebre. Y más si hay que dejárselo en las maquinas automáticas del pienso.

Pues a la hora de administrárselo, me dijo Antonio, el dueño del picadero, hombre avezado con los caballos, que los sobres se le daban con un jeringa. Primero pensé que los diluiría en agua y así dárselo con una jeringa, pero no, directamente los polvos con una jeringa.

Os explico la sencillez del mecanismo y por ello no menos practico, ya que no se desperdició ni un poco del polvo del medicamento.

El secreto, es el corte que hay que hacerle a la jeringa, a una jeringa de plástico de 20cc se le corta toda la parte del cono, es decir donde se encaja la aguja, se deja la luz de la jeringa del grosor de esta, se lija un poco el filo por si queda algo desflecado, para que no moleste la boca del caballo. Una vez preparada la jeringa, se tira del embolo como si fueramos a cargar la jeringa y poniéndola en vertical se vacía el ó los sobres dentro de la jeringa. Metemos un dedo por la comisura de la boca del caballo y cuando ya está tranquilo y habituado a tener el dedo en la boca, le conectamos la jeringa por la comisura de la boca y poco a poco inyectamos el polvo, que al ligarse con la saliba, hace un bolo que lo van deglutiendo poco a poco y no se desperdicia ni pizca del medicamento.

Las ventajas de esta técnica es que sabemos a la hora que le administramos la medicación y que  no se desperdicia nada del medicamento, haciendo el efecto deseado para curar la lesión.

Espero que, para el que no conociera esta técnica, la pueda conocer y cuando lo necesitéis la podáis usar con toda seguridad.

Los veteranos aficionados al mundo del caballo siempre nos enseñan cosas novedosas y prácticas por lo que nunca se puede despreciar a estos mayores que siempre nos enseñan.

Gracias Antonio por la enseñanza del día de hoy, que la eficacia en el tratamiento será por la buena administración de la medicación.

Saludos de Gabriel.