Buscar este blog

jueves, 1 de noviembre de 2012

Azahar en Noviembre.


Las aguas otoñales hacen milagros, después de un verano muy seco, donde los naranjos han pasado mucha sed, con estas lluvias del Otoño, han florecido.

Los naranjos que tenemos en los terrenos de los caballos, están como en la primavera, llenos de blanca  y olorosa azahar,  las que se encuentran llenas de revoltosas abejas que liban la dulce esencia de las flores.

No todos los arboles están cargados de dulces naranjas, pero si están llenos de azahar,  que se entremezclan con el dulce fruto.

La hierba ya se puede segar para el refresco de los caballos cuando llegan de entrenar y que la acogen con la ilusión de un fruto muy deseado, aunque ya los podemos dejar suelto en otro cercado para que disfruten del corte natural de la jugosa hierba otoñal.

Que estas imágenes de los naranjos en flor de los campos Sevillanos  sirvan para alegrar a los aficionados al mundo del caballo, ya que no es muy normal verlos de esta guisa en tiempos tan pocos primaverales.

Saludos de Gabriel.