Buscar este blog

sábado, 2 de enero de 2016

Día de Descanso en Córdoba del IV Kaliber Tierras de Al-Andalus.


Continuamos recordando nuestro caminar por el IV Kaliber Tierras de Al-Andalus, hoy rememoramos el día de descanso en la bonita ciudad de Córdoba, día de ver y recorrer los impresionantes monumentos, museos y barrios cordobeses.

DÍA DE DESCANSO EN CÓRDOBA.



        El día 2 de Abril después de terminar la 6ª etapa del IV Raid Kaliber Tierras de Al-Andalus, tenemos un día de descanso, en la ciudad de Córdoba.

Nos levantamos no tan temprano como todos los días, con tiempo de bajar a desayunar, y una vez repuestas las fuerzas con el buen desayuno, nos encaminamos a recorrer la ciudad de Córdoba. 

Por un mensaje de la Organización del Kaliber, nos comunican que con las credenciales del Raid, podíamos entrar en Los Reales Alcázares de los Reyes Cristianos, los Baños Árabes y en el museo de Julio Romero de Torres, así que nos encaminamos José María y yo hacia la parte antigua de esta Ciudad.

 Nos dirigimos primero hacia el Alcázar de los Reyes Cristianos, al llegar nos encontramos con un grupo de franceses, y que no los dejaban entrar como no fuera pagando su entrada correspondiente, así que llamé a Inés de Albert para comunicarle la incidencia. Al poco rato nos llaman de la taquilla y nos dicen que ya podemos pasar,  me llama Inés, mano derecha de la organización, para preguntarme si podíamos entra ya, se ve que habló con el responsable de los Alcázares y dieron el permiso, del que se habrían olvidado de comunicarselo a los responsables de la entrada al monumento.
 

Familia Chambost.
Entramos en los Alcázares, junto con la familia Chambost que eran los que estaban esperando en la entrada, como muestra la fotografía adjunta, recorrimos las salas hasta llegar al salón de los Mosaicos, donde por la noche seria la entrega de premios y  la posterior  cena en los jardines iluminados del Alcázar. 

 Jardines de los Reales Alcázares.
Después de recorrer los jardines, buscamos los baños árabes, pero estaban las luces fundidas y no los pudimos ver, pero una limpiadora nos dijo que eran como una zahúrda (se ve que a esta señora lo le gustaban estos baños árabes).
José María en los Jardines.

Después del Alcázar fuimos a ver el museo de Julio Romero de Torres, que está en la plaza del Potro (Imágenes del museo de Julio Romero de Torres en Cordoba), vimos todo el museo y estuvimos hablando con los vigilantes, que nos dijeron que no había ido nadie más del Raid, y no podrían ir ya porque era casi la hora de cerrar. Después pasamos al museo provincial  de Bellas Artes que está en el mismo patio que el de Julio Romero y que fue la casa del pintor. En este museo también había muchos cuadros de Julio Romero de Torres, de su hermano y su padre, con una capilla muy bonita, con una cúpula decorada por el hermano de Julio.


Patio Cordobes.

Terminado de ver los dos museos fuimos paseando viendo patios y rincones de la ciudad, nos tomamos algo por los típico bares del casco antiguo, como es la tradicional gran tortilla de Córdoba y al hotel, ya que por la tarde teníamos que ir al reconocimiento previo del día siguiente, en el que teníamos varias pruebas, un CEN de dos estrellas, un Promoción, un Iniciación y la 7ª Etapa del Kaliber.  

 
El previo del día siguiente se realizo en las mismas instalaciones donde llegamos el día antes, en las Caballerizas Reales (Imágenes de las Caballerizas Reales de Cordoba), que estaban en obras de restauración. 
José Antonio Calderón
Iñigo del Solar.
Se presentaron los caballos del CEN dos estrellas entre ellos José Antonio Calderón con “Campanera”, Irene con “Duna”, Práxedes, algún que otro portugués, y varios del Kaliber, entre ellos, Iñigo, Eduardo, Carlitos Escavias, que correrán las dos pruebas. Terminado el  previo nos fuimos al hotel para prepararnos para la cena en los jardines iluminados  de los Alcázares de los Reyes Cristianos.


                     Puente Romano sobre el Guadalquivir.      

Salimos para la cena todos los jueces juntos y con Merri Melde (Endurance.Net), la periodista americana de Endurance, nos fuimos andando ya que solo teníamos que atravesar el puente Romano  y rápidamente nos encontrábamos con el Alcázar.
                                 
            San Rafael, presidiendo el Puente Romano.

La cena empezó floja, ya que había mucho personal y pocos camareros, así que muchos se fueron, pero luego empezaron a traer platos y no estuvo mal y como también estaba el  cortador de jamones de Maximiliano, al final cenamos bien. La hija de Manolo Brome, la pequeña Patricia (la futura Campeona de España), no paraba de ponerse en la cola del jamón y para la mesa de los jueces. 
Varios nos adentramos en los jardines(Más imágenes  de los Alcázares de los Reyes Cristiano de Córdoba), Rosa, Meña, Rafa, Guillermo y yo, unos preciosos jardines muy iluminados y bonitos por la noche, pero esa noche pasamos mucho frio. Terminada la cena nos fuimos para el hotel ya que salíamos temprano para la salida para Montoro. 

Un día de descanso en la bonita Córdoba, reponiendo fuerzas para terminar este IV Kaliber.

Saludos de Gabriel.