Buscar este blog

jueves, 1 de mayo de 2014

Vuelta a los Entrenamientos y Experiencias en Barefoot.



 Monumento al Caballo del Vino en Caravaca de la Cruz
Después de diez días de viajes por tierras murcianas, unas bonitas playas en el Mar Menor y Mar Mayor , tierras cultivadas en plan intensivo y visita a la tierra de los Caballos del Vino, típica tradición de una rápida subida de los caballos hasta el Castillo Santuario de Caravaca de la Cruz.
Depués de estos días dedicado a viajar por esta bonita piel de toro que es España, volvemos con deseos de seguir con los entrenamientos de Hacedora Barefoot, que nos la encontramos muy bien cuidada, ya que Nico se ha encargado de limpiarle todos los días los cascos y darle cuerda para que no interrumpir el cuidado de los cascos. Ya que es una de las premisas importante para el mantenimiento de estos.
Me ha recibido con relinchos y moviendo los labios por mi mano, como queriendome saludar y dar la bienvenida.
La salida al campo, después de su limpieza habitual, ha sido perfecta, al paso como si hubiera salido y entrenado el día antes, empezamos con trote de calentamiento y sale a la voz con un ritmo tranquilo y relajada, creía que estaría con ganas de pingar, pero nada extraño y un desarrollo perfecto del día de entrenamiento.
Los campos están bonitos de recorrer, flores por todos lados, cosa no habitual por las tierras murcianas que hemos recorrido estos días, y los trigales, que los dejamos verdes, ya se encuentran cogiendo un tono dorado y con las espigas doblándose por el peso del grano que ya está granando, señal que nos adelanta la buena cosecha que se le avecina al agricultor.
Los sembrados de girasoles, han triplicado el tamaño de sus matas, !!como crecen las plantas de las futuras cabezas doradas!!, que no creo que tarden en florecer.
Los sembrados de garbanzos, preciosos con las matas cuajadas de pequeñas florecitas blancas que serán la base de las gárgolas del preciado producto culinario.
Las habas ya han perdido sus flores que se han transformado en pequeñas bainas de esas habas forrajeras ó cochineras como le suelen llamar.
El campo está para disfrutarlo y caminar por los caminos viendo esas perdices que ya no levantan el vuelo, ya que el celo de la nidada las hace caminar y no alejarse de la puesta de los huevos.
Esta primera prueba de fuego del sistema Barefoot, ha salido bien, tenia mis dudas de volver y encontrarme las ranillas blandas y blancas por la estabulación de estos diez días de asueto, pero los cuidados de Nico durante mi ausencia han sido un acierto y han pasado esta prueba de estabulación. También hay que decir, que los encargado del picadero, me han tenido a los caballos en la suelta muchas horas al día, y esto también ha sido otra de las causas del buen cuidado de los cascos.
Así que resumiendo las actuaciones, en diez días de no salir al campo ni entrenar, la limpieza de los cascos, la limpia cama del box, el dar cuerda y tener a los caballos en la suelta bastante horas al día, han sido las causas del mantenimiento de los cascos en buen estado.
Seguiremos entrenando y cuidando los cascos de la yegua para seguir informando de esta experiencia del sistema Barefoot de estabulación en box.
Saludos de Gabriel.