Buscar este blog

sábado, 28 de mayo de 2016

Consejos Sobre el Raid..



CONSEJOS SOBRE EL RAID.
Para una buena preparación de nuestro caballo de Raid, para la competición, son necesarias unas series de normas que tenemos que conocer para que nuestro caballo recupere antes y compita mejor.


El día antes del Raid, lavamos al caballo con un buen champú, propio de caballos, y abundante agua, lo de  abundante, es por no dejar restos del champú, que le puede ocasionar problemas de picores.


Y el lavado no se hace solamente por estética, que también, ya que no se debe de presentar a un caballo a un reconocimiento previo, sin cepillar ó lavar, con manchas y resto de sudor del último entrenamiento y hasta con manchas de estiércol. Sino por limpiarle la piel, para que transpire mejor y esto le ayuda a la refrigeración y más rapidez en la recuperación, que es el objetivo de todo jinete.


Es importante lo del lavado, no solamente para la mejor transpiración, sino para que se acostumbre al agua, no a todos los caballos les gusta que lo mojen, y más cuando en un Raid se hace todo muy deprisa y a lo mejor de no muy buenas maneras.


También es muy importante enseñarle al caballo el estarse quieto en los Controles Veterinarios.


El reconocimiento previo de una prueba, es muy importante, ya que el veterinario va a revisar a nuestro caballo, va a ver su documentación y todos los parámetros que al día siguiente le volverán a ver en los Vet-Gate. Es el momento de comentarle al veterinario cualquier anomalía, alteración ó causas de nuestro caballo, sea cual sea, para que lo anote en su ficha veterinaria y se tengan en cuenta al día siguiente de la prueba (en los raid de promoción y algunos CET y CEN, el reconocimiento y la reunión previa, tiene lugar el mismo día de la prueba) como pueden ser rozaduras, sobrehuesos, andares irregulares, lo que sea, es muy importante, ya que si el caballo trota de una manera en el previo, luego en la competición debe de trotar igual, y si está apuntado en su ficha veterinaria, pasaremos los controles aunque tenga esa irregularidad, que ya en el previo nos han dejado pasar.

El trote hay que hacerlo de una manera especial, tenemos que trotar al caballo en la calle que nos asigne el veterinario,  trotamos hasta el final de la calle, paramos, giramos a mano derecha al paso, y volvemos trotando hasta el veterinario, con el ronzal de manera que el caballo lleve la cabeza libre para que el veterinario pueda valorar si hay cabeceo ó no.

Cuando terminamos el Control Veterinario, nos pasamos por la mesa del Juez de Vet-Gate para que nos apunte la salida para la siguiente fase.

Durante el Raid no es bueno luchar contra el caballo, ya que gasta mucha más energía cuando es retenido por el jinete, que corriendo algo más deprisa de lo previsto. Luego se le puede ir pidiendo poco a poco que disminuya la marcha.

Recordemos que el aire más eficaz y menos cansino, para el caballo, es el que este prefiera para una velocidad concreta, hay caballos que para una misma velocidad unos van al trote y otros a un galope corto pero más cómodo para ellos. Y siempre hay que conocer estos aires de nuestro caballo, ya que hay veces que si vamos acompañados de más caballos, ellos van al trote y nosotros al galope, podemos coger ventaja, pero para ello tenemos que conocer el tranco de nuestro caballo.

En el trote, nunca hay que hacerlo muy largo, si este no es su trote habitual.

Pero todo esto lo puede ir viendo el jinete en los entrenamientos y con el pulsómetro, viendo cual es el aire que mejor navega nuestro caballo a distintas velocidades.


Cuando se llega a un Vet-Gate, la primera idea, es pasarlo lo más rápido posible, ya que aquí es donde más tiempo se puede ganar, si recuperamos pronto. Si el caballo quiere, puede beber, pero nada de comer. Si no hace mucho calor, le mojamos las cuatro extremidades, vemos en el pulsómetro como van las pulsaciones y si necesitamos bajar más las pulsaciones, le mojamos la tabla del cuello, por donde pasan grandes vasos, para que se pueda refrescar bien la tabla del cuello, es conveniente ó rapar las crines, cosa que no me gusta, ya que estas son  un mecanismo de protección contra el sol y las moscas, ó lo que yo hago, que es hacerle castañitas, a las tres cuartas partes de las crines, dejo el final de estas, para agarrarme a ellas, para subirme y para defensa en tramos malos de subida, siempre hay que facilitarle al caballo en las subidas y cuanto menos lo molestemos, mejor subirá las cuestas.


Yo nunca mojo la grupa de los caballos, ya que por la diferencia de temperatura entre el músculo y el agua, puede haber contracturas, y de hecho las he visto, donde los caballos se quedan envarados y no pasan el control de trote. Pero también, veremos en algunos vídeos, de Campeonatos, como hacen una cadena de personal de asistencia con cubos, que los tiran por todo el cuerpo del caballo y que los van llenando de cubas grandes que se encuentran en la línea de recuperación. 

Pero esto también depende del caballo, unos lo soportan y otros no, por eso siempre decimos que tenemos que conocer a nuestros caballos en todas las facetas de un Raid. Así que en este apartado de refrescar a los caballos hay esas dos variantes de la manera de refrescar a los caballos en los Vet-Gate.

Volvemos a comentar Vet-Gate, nada más llegar, ponemos pulsómetro y vemos las pulsaciones de nuestro caballo, por eso hay que saberse a las pulsaciones que está la prueba que corremos ó a 56 ó 64ppm. (En el último reglamento de raid, las pulsaciones las han puesto a 64ppm, aunque la Comisión Veterinaria las puede bajar a 56ppm. Según la climatología y el terreno).

Si las pulsaciones están por debajo del mínimo (56 ó 64ppm),  pasamos a control, también tenemos que conocer al caballo en estas circunstancias, ya que hay caballos  que al entrar a Vet-Gate, y al ver a los Veterinarios y Jueces, le suben las pulsaciones, es verdad que tenemos un minuto para que vuelva a la pulsaciones oficiales, pero se pasa muy mal, cuando el Juez ó Veterinario de pulsómetro nos coloca este aparatito, (cambiado en el último Reglamento, en las pruebas Internacionales, las pulsaciones las toman los Veterinarios) y vemos la primera cifra que sale en la pantalla, casi nunca coinciden con las que les hemos tomado fuera del control.

Una vez pasado el Control Veterinario, es cuando le damos algo de comer, lo que corresponda en ese momento, plan de alimentación que ya llevaremos estudiado antes de la prueba.


Si el caballo come bien, es normal que en la siguiente fase el caballo esté algo perezoso y desganado, lo dejamos que vaya tranquilo un ratito antes de exigirle más trabajo.

Cuando nos acercamos a la meta de una fase, es bueno terminarla al trote, ya que así se irá recuperando el caballo del esfuerzo de los muchos Km anteriores. El trote lo realizaremos uno ó dos km antes de la meta, para así recuperar mejor.

Para las carreras largas un CEN**(120km) ó CEN***(160Km), es preferible buscar compañía en gran parte de la carrera, ya que los caballos en compañía de otros marchan mucho mejor, se buscan siempre caballos de un ritmo parecido al nuestro, de amigos ó conocidos con los que se pueda ir charlando y así se hace el camino más agradable (Esto también se hace en carreras de menos kilómetros). 

Luego en la definición de la carrera, es cuando hay que buscar las estrategias de carrera, entre charla y comidillas, hay que ir estudiando al rival, ver cuando trota, cuando galopa, como sube, como baja, en definitiva estudiar al adversario  en el momento decisivo de la carrera, aunque hay carreras, que después de recorrer muchos Km juntos, entran en meta cogidos de la mano, para certificar la amistad y compañerismo de dos jinetes que han compartido muchos km juntos y muchas horas de charlas y confidencias.



Para ganar, se puede hacer de dos maneras, ó dominar el sprint ó dominar los Vet-Gate, en estos es donde se les puede ganar muchos minutos a los contrincantes.

En los Vet-Gate nos pueden dar como ganador, pero también es donde nos eliminan, y muchas veces, y de cada eliminación hay que sacar las enseñanzas por las que nos han eliminado, cada Raid es una enseñanza del siguiente, siempre hay que analizar todas las carreras, si ganamos, es que lo hemos hecho bien y para seguir esa línea, pero si nos eliminan, hay que estudiar donde, como, cuando y porque nos han eliminado, en fin un verdadero estudio de cada prueba. Y tenemos un problema cuando no reconozcamos nuestros fallos ó defectos en esa prueba, no podemos hacer recaer en otros nuestros fallos. Veterinarios y Jueces, hacen su trabajo e intentan, unos preservar la salud del caballo y los jueces hacer que se cumplan los reglamentos, a nadie les gusta eliminar a ningún binomio, solo hacen su trabajo. Yo lo paso mal cuando le pongo el pulsómetro a un caballo en el Vet-Gate y está a punto de llegar al minuto y ese caballo no llega a las pulsaciones oficiales, y tengo que hacerle salir para volver a pedir nuevamente control.

En los entrenamientos hay que galopar a los caballos, ya que es bueno para el sistema cardio-vascular, más que el trote, que sí hay que hacerlo, pero galopar siempre en zonas que conozcamos el piso y siempre en cuesta ó llano, nunca cuesta abajo, ya que son muchas las posibilidades de lesiones. Aunque si queremos ganar un raid, hay que arriesgar y aquí es cuando tenemos que galopar cuesta abajo, donde se suelen ganar muchas carreras. Por eso tenemos que entrenar los galopes también en cuesta abajo, pero con mucha prudencia, y enseñar a nuestros caballos, pero en una bajada con un buen piso para minimizar las posibles lesiones. Porque galopar mucho en cuesta abajo es buscarse un caballo cojo.


Para entrenar a nuestros caballos, es bueno el hacerlo con más peso del que lleve el día de la carrera, que si son pruebas de promoción, el peso es libre, pero si son pruebas de más categoría, CEN*, CEN** ó CEN***, el peso puede ser de 70 ó 75 Kgm. Así, si le ponemos una mantilla con peso (se está estudiando el mecanismo de como colocar los pesos muertos en una mantilla, ya que para muchos jinetes estos pesos pueden suponer un buen numero de kgm) y una montura que pese más que la que usemos el día de la carrera, y ese día el caballo se sentirá más libre de peso y podrá correr mejor. No es lo mismo que un caballo, lleve el peso de un chaval joven (en las competiciones nacionales, los pesos hay que equilibrarlos así que el que pese menos de los 70 ó 75 Kgm del avance del programa, hay que suplementarlos hasta llegar a esos kgm), que a un jinete con más de 90 kgm, que los hay, en el último Campeonato de España, un amigo mío, corrió con más de 90 kgm, una diferencia grande con los 75 reglamentario, y que finalizo la carrera, después de muchas horas de campeonato.

Espero que estos consejos  les pueda servir a los Jóvenes Jinetes, para que su participación en las pruebas de Resistencia Ecuestre, les sean de ayuda y que sus caballos ganen muchas carreras.

Saludos de Gabriel.