Buscar este blog

viernes, 24 de julio de 2015

Análisis de la Resistencia Ecuestre por Eduardo Sanchez.

Este nuevo trabajo de nuestro amigo Eduardo  Sanchez Delage, nos describe la situación actual del Raid Español, una persona entendida dentro de nuestro mundo de la Resistencia Ecuestre que alza la voz, de manera publica en este Blog, para, de una manera, intentar solucionar los problemas de los jinetes amateur que solo corren por afición y no por interés crematístico, ya que como dice Eduardo, hace tiempo que los participantes en los raid no perciben normalmente premios en metálicos que les alivie un poco de los muchos gastos que les ocasiona su afición.
Aquí os dejo el análisis de Eduardo sobre la Resistencia Ecuestre actual dentro del panorama nacional.
Este es el análisis de Eduardo:



 Análisis de la Resistencia Ecuestre.
"No hace más de una década , los caballos de endurance , se seleccionaban para hacer pruebas de montaña, donde los handicap que tenían que superar, no eran sólo el de la velocidad, sino que existían terrenos pedregosos, riachuelos, caminos de cabras y otro sin fin de obstáculos donde sin dejar de ser el más importante la velocidad media, existían otros. En el raid actual, se intenta hacer recorridos cada vez más parecidos a hipódromos , y es por lo que se están seleccionando caballos que se ajusten más a las necesidades del terreno en el que compiten. Ésta selección en parte natural y en parte artificial ha hecho que se aumente mucho las velocidades de los raids . La demanda pues de caballos galopadores ,con amplitud de tranco y resistentes, no es materia fácil de conseguir ,ya que tenemos que conjugar una serie de factores , que no siempre son
compatibles. Existen pues factores genéticos específicos de algunas razas como son las fibras musculares que determinan un mejor o peor uso para la velocidad y la resistencia y otros factores morfofuncionales de alzada, masa muscular, anatomía, carácter etc, que seria como aumentarle la distancia a un Pura Sangre Ingles sin quitarle velocidad.
 
Hago referencia a la prueba hípica más importante del mundo- para mí- que es el Gran National con 70.000 espectadores en directo y 600 millones de teleespectadores, que sobre una distancia de 7.100 metros y 40 obstáculos lo recorren entre 9 y 10 minutos. Aquí hay que equilibrar de tal forma la resistencia con los obstáculos y la distancia con la velocidad , que hace que éste sincronismo de virtudes tengan que verse reflejadas en un mismo caballo para ganar. El ganador es el mejor del mundo. En definitiva , el que consigue “ el más difícil todavía “ es el nº1.

Ésto ha hecho que el raid se profesionalice, poniéndose en manos de técnicos que sean capaces de conseguir el más difícil todavía. Lo que ocurre es que en la complicada tarea de conseguir éstos objetivos, se quedan muchos caballos por el camino, ocasionando ésto que la demanda se incremente y aquí es donde entra a formar parte del engranaje el jinete amateur, cuyo objetivo a quedado relegado a clasificar caballos ( de ésta forma le ahorran tiempo y dinero a los profesionales ) que lo compran a buen precio. Así pues , el objetivo de los no profesionales, ha quedado relegado, en su mayoría, a surtir de caballos a los profesionales.

Quiero hacer aquí un inciso, para decir que lo que estoy diciendo está enfocado sólo y exclusivamente desde mi punto de vista y que con ello sólo quiero decir lo que estoy
diciendo, ni más ni menos.




Éstas sensaciones, las transmiten los jinetes aficionados cuando están compitiendo, pues ya desde antes de empezar , están poniendo los cronos y los gps en funcionamiento, los padres dando instrucciones de carreras, y sobre todo los jueces dando ordenes sobre la hora - con segundos incluidos- sobre los horarios a cumplir bajo pena de eliminación, hielo, electrólitos, energéticos.... todo esto provoca una tensión en los chavales que si le sumamos a lo anteriormente expuesto, los cursos de galopes, las clasificaciones de los caballos, los pagos de licencias de jinetes y de caballos junto con sus vencimientos, además de los documentos oficialmente obligatorios para caballos y transporte con sus cursos incluidos , categorías de raids, nacionales, territoriales y....!! apaga y vámonos cuando llega la SANTA FEI.!!


 
Ésto nos ciega de tal forma que no nos deja ver más allá de la presencia de algún intermediario que nos han dicho que está interesado en comprarnos el caballo en “ no sé cuantos miles de euros”.

Los Comités Organizadores de raids, cada vez tienen más trabas de todo tipo para la buena organización, ya que están acribillados por la cantidad de gastos derivados de su orgánica, amen de permisos y requisitos. La falta de patrocinadores y las exigencias federativas ( jueces, cronos, comisarios, veterinarios, herrador, ambulancia, cuadras, altas del comité pago por categorías, publicación de los eventos, dietas..... y un largo etc. de gastos no se le puede cargar sólo y exclusivamente a la inscripción del jinete, que ya tiene bastantes gastos realizados antes de llegar a la competición . Es uno de los motivos por el cual los caballos, sólo hacen las pruebas necesarias para obtener las clasificaciones que se les requieren, y ésto consecuentemente ha mermado el numero de participantes en las competiciones.

Es muy difícil ver que un caballo haga dos raid de 60 kms. o tres 0*.

Hasta no hace mucho, estaba regulado en el Reglamento de Raid unas dotaciones económicas en premio que creo que eran porcentuales al coste de la inscripción. Los jinetes clasificados entre los diez primeros sufragaban gastos, y los trofeos eran más dignos, cosa ésta que estimulaba mucho al jinete. Ahora, al no tener ningún tipo de incentivos, la única meta es intentar vender el caballo .


 
Seria otro tema analizar el final de los “fenómenos” que son capaces de hacer un 100
millas a 25 kms por hora , el siguiente lo intentará hacer a 30 kms/h.Y probablemente
aquí se acabará su carrera deportiva.


Cuando hemos conocido un gran caballo de raid y le queremos seguir su trayectoria , que gracias a las redes sociales podemos hacerlo – antes no- vemos lo poco que dura ésta.

Para ello creo que tenemos que cambiar la mentalidad del deportista no profesional, exigiendo costos federativos de acorde con su estatus, competiciones con menos costes. No es fácil iniciar a jóvenes jinetes y caballos si antes de empezar se le piden tantos requisitos, que pienso que en su mayoría sólo tienen afán recaudatorio. Por ejemplo , ¿ es lógico que los caballos que están debidamente microchipados e identificados oficialmente con sus cartas de origen o sus D.I.Es que le sirven para toda la vida, se tengan que sacar en la Federación un L.I.C. que caduca cada 4 años?

Tampoco entiendo , las categorías de raids ,territoriales, nacionales e internacionales, sobre todo cuando independientemente de la categoría que estés corriendo te juzgan los mismos jueces y bajo los mismos parámetros y habiendo corrido la misma distancia. Cuento como anécdota un jinete corriendo un territorial entendiéndose con un veterinario extranjero, que no sabía español.

Voy a terminar éste comentario, diciendo que la primera regla que debe aplicarse en el raid, con la forma actual de correr, la incumplimos desde la base : Lo que lesiona al caballo no es la distancia , es la velocidad."


Gracias Eduardo por este nuevo trabajo que creo les puede ser de utilidad a los sufridos jinetes de Resistencia Ecuestre ó al menos sentirse apoyados en su afición por este bello deporte.
Saludos de Gabriel.