Buscar este blog

lunes, 15 de junio de 2015

Evolución de los Cascos en el Estudio del Caballo Descalzo (Barefoot) Estabulado.

Seguimos con el estudio del caballos descalzo (Barefoot), en estabulación. No me puedo quejar de como sigue la evolución de este estudio en el caballo descalzo pero estabulado y ya en periodo vacacional.

¿Porque digo en periodo vacacional?, pues por la sencilla razón que este año he adelantado el periodo de vacaciones, ya que las labores de abuelo, me reclaman junto a mis nietas que están mejor en la playa que soportando las calores de Sevilla.

Y de aquí la importancia del trabajo diario  que le hacíamos a la yegua, trabajo que ahora le falta de esas  salidas al campo, pero sustituidas con la estancia en la suelta de arena, y a la que sale  dos veces al día. Os recuerdo lo que comentaba en un articulo anterior,  que después de la limpieza de los cascos, saco a la yegua al picadero de arena para que esta impregne los cascos, rellenando las lagunas e impidiendo que los posibles excrementos se instalen por las oquedades del casco y produzcan esos restos negruzcos y malolientes que tanto se ven por esas zonas del casco. Y una demostración de que la yegua ha salido ese día. Hoy cuando he llegado, sin avisar de mi llegada, al limpiarla y verle los cascos, estos estaban llenos de la arena del picadero. Demostración palpable de que la cuidan y sacan a la suelta.

Aun sin la limpieza natural de los cantos rodados del camino y de los barbechos, los cascos que hoy he repasado, no estaban peor que la última vez que se los arregle, las palmas están bien limpias y duras, las ranillas perfectas, y solo tenemos que seguir comentando el deshilachado de la linea blanca que sigue abierta e irregular, aunque no le afecta al deambular por el campo.

Espero, que el largo verano que se le avecina sin salidas al campo, no sea un inconveniente añadido a la problematica de la estabulación, pero con los antecedente de estos días que ya lleva sin salir, no creo que tenga problemas con los cascos. Siempre contando con la limpieza del box, las salidas diarias a la suelta y el buen cuidado del responsable de su mantenimiento.

También puede ser una prueba de fuego el estar unos meses sin su trabajo cotidiano, pero las circunstancias familiares están por encima de las aficiones y estudios. Volveré mensualmente para repasarle sus cascos y seguir con este estudio que le puede servir al aficionado que se decida descalzar a su caballo estando estabulado en un box, practica saludable para la comodidad del caballo y compatible con cualquier disciplina hípica.

Seguiremos con el estudio.
Saludos de Gabriel.